Saltar al contenido →

Reseña: Los Grundrisee de Karl Marx. Fundamentos de la crítica de la economía política 150 años después

Gheorghe Stoica menciona que en la Rumania comunista Nicolae Ceauᶊescu las directrices del partido demandaban que toda obra cultural mencionase primero la obra del líder antes que la de Marx, Engels y Lenin. De hecho, el estudio de la obra de Marx era muy escaso durante esa época, debido a las directrices del partido, y a partir de la caída de Ceauᶊescu, prácticamente desapareció. “[E]l olvido profundo de Ceauᶊescu y la expiación del neoliberalismo comparten un sorprendente hecho absurdo: en ninguno de los dos periodos se lee a Marx” Musto (2018: 340.)

Esta terrible situación no es única de Rumania, de hecho, la obra de Marx suele ser mal interpretada, a lo menos, o manipulada por distintos espectros políticos. Ya sea fuese por el estalinismo que establecía su propia interpretación monolítica, hasta la mala caricaturización que hacen liberales hasta autores de derecha de su obra en todo el mundo con el fin de desprestigiar o suplantar al marxismo. Dando por resultado que en general todos hablen de Marx, sin conocerlo, sin leer y estudiar su obra. El ejemplo de Thomas Pikkety es sorprendente, que titula su obra más conocida, “El Capital en el siglo XXI”, como reminiscencia del El Capital de Marx, si siquiera haberlo leído (New Republic, 5/5/2014).

Habría que aclarar primero que Marx fue muy prolífico desde su juventud hasta su fallecimiento. Escribió reportajes periodísticos, correspondencia, obras, hasta muchos materiales inéditos en su momento que eran parte de sus notas de estudio donde dejaba asentadas sus reflexiones y la evolución de su teoría. En buena medida la falta de conocimiento de toda la obra de Marx se debe a su escasa difusión en otros idiomas, incluyendo traducciones parciales o malas traducciones, y poco accesibles.

Entre todos los materiales escritos por Marx, destacan los Fundamentos de la crítica de la economía política mejor conocidos como Grundrisse (palabra alemana que designa esbozo o planos). Estos consisten en 8 cuadernos, escritos entre 1857-1858, donde Marx trata una gran cantidad de temas, algunos retomados en El Capital (en 1867), por lo que se suele mencionar -erradamente- que estos cuadernillos fueron solamente el borrador de su magna obra.

La difusión de los mismos fue tardía debido a la negligencia y descuido del que fueron objeto los manuscritos originales. Estos no fueron publicados por completo hasta 1939 en alemán, en medio de la segunda guerra mundial, por lo que fueron poco difundidos. Sería hasta su reimpresión en 1953 que comenzaría a difundirse los mismos y a traducírseles en el mundo de forma lenta, alcanzado 22 ediciones en diferentes idiomas. Lo cual inauguraría nuevas interpretaciones de Marx, enfrentando a las existentes hasta la década de 1960, pues es su primer gran análisis de la economía política donde expone su método crítico de estudio y la complejidad del su pensamiento, así como realiza una gran variedad de análisis que no desarrolla posteriormente, pero que permiten el surgimiento de nuevos desarrollos. Como John Bellamy Foster que ha creado una crítica marxista al impacto ecológico generado por el capitalismo gracias a estas notas. Incluso, Negri (2014) menciona que en los Grundrisse puede detectarse el núcleo dinámico del pensamiento de Marx, tanto en su lógica histórica, como en su proyecto revolucionario. Por ello, tienen un gran valor para el estudio de Marx, el enriquecimiento del marxismo y de su proyecto político.

Los Grundrisse de Karl Marx. Fundamentos de la crítica de la economía 150  años después :: investigacion

Para conmemorar el 150 aniversario, Marcello Musto, editó y compiló una serie de textos en 2008 bajo el título Los Grundrisse de Karl Marx. Fundamentos de la crítica de la economía política 150 años después y que fue traducido al español en 2018. El libro, en su versión original en inglés se divide en tres partes, es escritos por 31 autores de distintas nacionalidades, incluyendo un prólogo de Eric Hobsbawm. La parte inicial por ensayos que tratan las interpretaciones extraídas de los Grundrisse alrededor de conceptos clave como el valor, la alienación, el plusvalor, las formas de producción pre-capitalistas, las contradicciones ecológicas, la emancipación en una sociedad comunista, entre otros temas, dentro de los debates marxistas, mostrando la riqueza de esta obra para la discusión crítica.

La segunda parte es de carácter histórico y busca contextualizarlos históricamente. Específicamente, habla sobre la vida de Marx en dicho momento, así como muestra como la crisis económica mundial de 1857-1958, la primera de su tipo fue el impulso clave en la escritura de sus manuscritos.

La tercera parte trata sobre la recepción de los Grundrisse en diferentes partes del mundo, un trabajo enorme, pues da cuenta de todas las traducciones que se han realizado y las discusiones teóricas que se desarrollaron en distintas naciones, mostrando el impacto que han tenido en el mundo, después de más de 100 años de su escritura. Estos han sido traducidos a 32 idiomas e impreso al menos medio millón de ejemplares, una gran difusión tomando en cuenta su carácter de estudios personales de Marx. Los Grundrisse tuvieron una buena recepción en Europa en la década de 1970, como parte de las revueltas estudiantiles, mientras que en el bloque soviético no sucedió igual, debido a las líneas de interpretación oficial del marxismo.

La edición en español, sobre la cual trata esta reseña, tiene dos capítulos adicionales desarrollados por Musto que son una gran contribución para comprender los Grundrisse -muy en la tradición del mismo Marx de agregar material extra en las traducciones de El Capital-. El primer material extra es una introducción sobre el proceso que siguió Marx para escribirlos, una adición de un texto publicado originalmente en italiano. Mientras el segundo material se trata de un texto inédito, que trata sobre la vida de Marx y el enorme esfuerzo físico y mental, debido a las penurias económicas y de salud por las que pasaba, que realizó para escribir el libro primero de El Capital.

Ahora bien, un tema fundamental que resaltar tanto de los Grundrisse como de la publicación de Musto son los lentos ritmos de su traducción y difusión en español. Los primeros tardaron casi 20 años en ser traducidos al español[1], mientras la obra de Musto tardo 10 años. De acuerdo con Pedro Ribas y Rafael Pla León (capítulo 19) la primera traducción completa de los Grundrisse fue en 1971, en Cuba, basada en la versión francesa de 2 años antes y que fue poco conocida fuera de la isla. Le siguió la argentina de Siglo XXI (1971-1976) basada en la publicación alemana de 1953 y rusa de 1968-1969. Teniendo otras tres traducciones en los siguientes años (Alberto Corazón en 1972, Crítica en 1997 y Fondo de Cultura Económica en 1985). Sin embargo, no profundizan en el debate que se generó en ninguno de los países, a diferencia de la sección dedicada a Alemania y a Francia.

Esto probablemente se deba a que realmente hubo un escaso debate. Por ejemplo, en México posterior a la década de 1970 los temas más discutidos en el marxismo en México tenían que ver con Gramsci, Althusser, la transición del México al capitalismo y la teoría de la dependencia, así como las líneas ortodoxas marxistas (Illiades, 2018). Destaca la obra de Enrique Dussel (1985), por ser el primer texto en español dedicado a su estudio a detalle, sí como uno de los pocos a nivel internacional.

En el caso de la obra de Musto que originalmente fue publicada en 2008, en inglés, bajo la editorial Routledg, su traducción llega 10 años después, gracias a la iniciativa de la Universidad Nacional de Colombia y al Fondo de Cultura Económica. Aprovechando el marco de la conmemoración de los 150 años de El Capital en 2017 y los 200 años del nacimiento de Marx en 2018.

De esta última los tiempos pueden ser tomados como mal menor, debido a las contribuciones extras contenidas en la traducción al español. Mas, en un momento en que tanto, las posibilidades técnicas y las capacidades humanas lo permiten, así como la urgencia que hay para la renovación de marxismo en América Latina y España, y por su puesto en el mundo, es fundamental recuperar el estudio de Marx, tanto para superar los dogmatismos y su caricaturización, como para comprender críticamente a las crisis del capitalismo actual y hacerle frente. Además, tomando en cuenta las grandes desigualdades económicas en la región, no es posible que todos accedan a las versiones en otros idiomas o puedan comprenderlas por la barrera del idioma. Por lo que habrá que encontrar la manera de traducir otras obras clave al español y en ediciones accesibles[2]. La difusión del conocimiento es necesario para el avance y emancipación de la humanidad.

[1] Una difusión y traducción rápida, si se compara con la traducción portuguesa de los Grundrisse se realizaría hasta 2011.

[2] Por citar un ejemplo, no existe una traducción completa de los Manuscritos de 1863-1865 de Marx, como asienta Carlos Herrera y Fabiola Flores (2017).

Referencias

Dussel, Enirque (1985). La producción teórica de Marx. Un comentario a los Grundrisse, México: S.XXI.

Herrera, Carlos y Flores, Fabiola. (2017). “Contribución a la crítica de la economía política (manuscrito de 1861-1863). Sección quinta.” Vigencia y Retos de la crítica de la economía política. Pags 5-30. México: UNAM-FE. Disponible en: http://www.economia.unam.mx/vigenciayretos/vigenciayretos2.pdf

Illiades, Carlos (2018). El marxismo en México. Una historia Intelectual. México: Taurus.

Musto, Marcello. (ed.) (2018 [2008]). Los Grundrisse de Karl Marx. Fundamentos de la Crítica de la Economía Política 150 años después. Bogotá: Fondo de Cultura Económica (FCE), Universidad Nacional de Colombia.

Negri, Antonio. (2014). “review of Karl Marx’s Grundrisse: Foundations of the Critique of Critical Economy 150 Years Later”. Rethinking Marxism. Pags 427-433.  https://doi.org/10.1080/08935696.2014.917848

Piketty, Thomas. (2014 [2013]). El capital en el siglo XXI. México: Fondo de Cultura Económica.

“Thomas Piketty: I Don’t Care for Marx”, New Republic, 5 de mayo de 2014. Disponible en: https://newrepublic.com/article/117655/thomas-piketty-interview-economist-discusses-his-distaste-marx

Publicado en Blog