Saltar al contenido →

Sobre las favelas de Río de Janeiro, Brasil.

La inequidad y desigualdad son constantes en Latinoamérica. Mientras existen lugares con calidad de primer mundo, hay otros que recuerdan la verdadera situación.
Favela de Rocinha
Las favelas en Brasil son este caso. Lugares sin servicios o con una provisión de pésima calidad, insalubres, con persistencia de enfermedades, pobreza, violencia, etcétera. Lugares donde ante la falta de gobierno que provea de servicios o de orden, son otras fuerzas políticas y económicas las que toman el control, como el narcotráfico. Sitios  donde las personas viven por necesidades, ante sus escasos recursos, y no por gusto.
Instalaciones de servicios eléctricos en Rocinha.

 Varios de los cuales se encuentran cerca de desarrollos habitacionales millonarios con todos los servicios, los cuales no pueden acceder los habitantes de las favelas. Por el contrario, esta población es usada por los estratos de altos ingresos para el mantenimiento de los mismos. 
Calle de Rocinha.

Calle de Rocinha e instalaicones de agua.
Un brasileño me contaba el contraste y prejuicio de las clases sociales en Río. Me hablaba de que las clases medías y otras suelen tener miedo de estos lugares y no suelen ir, y desprecian a sus habitantes. Sin embargo, no tienen miedo de abrirles la puerta a sus habitantes para que limpien sus casas, preparen sus alimentos, atiendan las tiendas o les sirvan en los restaurantes.
… contradicciones del capitalismo. 
La favela de Rocinha conviviendo junto a un desarrollo residencial de lujo de Rio de Janeiro. 

Publicado en Sin categoría

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *